Dime cómo eres y te diré cómo consumes

Nada tiene que ver la manera como consumimos en el 2019 que hace diez años. Esto es un hecho. A medida que Internet se consolida y que las empresas se adaptan y van perfeccionando sus estrategias comerciales para llegar a sus clientes potenciales, las reglas van cambiando. A medida que nosotros, los consumidores, aprendemos a manejarnos en este entorno y a relacionarnos de una manera diferente con las marcas, exigimos mucho más.

Supershoppers

Hoy, una parte significativa de los clientes de una empresa tiene una relación muy cercana con la marca, pues considera que responde a sus deseos más personales y se identifica con los valores que predica. Además, estos clientes son cada vez más activos. Son los llamados Supershoppers y sus principales características son:

  • Son verdaderos fans de la marca y con la que guardan una relación emocional.
  • Aunque representan el 10% de la clientela, generan el 50% del beneficio de la marca.
  • Creen que la marca es un fiel reflejo de ellos mismos.
  • Toleran más los altos precios, ya que otros factores emocionales pesan más a la hora de tomar decisiones de compra.
  • Son embajadores de la marca, prescriptores de las bondades de sus productos o servicios, hecho que genera la entrada de nuevos clientes potenciales
consumidores

Pero los supershoppers solo es una etiqueta más. También se podría hablar de los omnishoppers, los que, tendencia de los últimos tiempos, han vuelto a la tienda física después de pasar un tiempo dedicado al online. Es decir, se trata de aquel comprador que mira en Internet las ofertas de su marca, pero la compra la hace en la tienda física. Y viceversa. Por eso, las estrategias offline de marketing y las estrategias relacionadas con el retail, cada vez se hacen más importantes en las grandes marcas.

Dinks

Luego hay una serie de etiquetas más específicas, que definen una serie de targets, perfiles de consumidores. Podemos hablar de los Dinks, parejas trabajadoras de 25 a 35 años, con un buen nivel adquisitivo, con dos sueldos. Son consumidores de tecnología, cultura, ocio… y es uno de los grupos que más navega y compra en Internet. Este colectivo tiene muy en cuenta las recomendaciones en blogs y foros especializados.

consumidores

Singles

Los singles, como dice la palabra, es el target de los solteros/as y consumen sobre todo moda, lujo y decoración. También son muy activos en RRSS.

Bobos

Los bobos, son los llamados burgueses bohemios, gente de entre 30 y 40 años con un estatus social elevado pero que no hacen ostentación de él. De pensamiento progresista y ecologista, los bobos utilizan Internet para informarse y formarse. Hay que llegar a ellos a través de la información, del marketing de contenidos.

Geeks

También están los geeks, amantes de la tecnología y la informática. La mayoría de veces se trata de profesionales relacionados con estos campos, fans de la ciencia, la robótica, la ciencia-ficción, etc. Son grandes opinadores sobre todo en su sector, hay que contar con ellos para ofrecerles todas las herramientas posibles y que muestren sus opiniones. Y darles la posibilidad de ser partícipes de las experiencias tecnológicas o de videojuegos será un win-win en toda regla.

Seniors boomers,

Finalmente están los seniors boomers, jubilados, mayores de 60, con todo el tiempo del mundo, pero con un pobre conocimiento de Internet. Sus hábitos de consumo van parejos a lo que puedan aprender gracias a la ayuda de hijos y nietos. Para captar su atención hay que priorizar la estrategia de marketing a través de los motores de búsqueda.