La importancia de analizar resultados para no invertir en vano

analizar resultados
analizar resultados

Cuando una cosa no funciona se deben analizar resultados para obtener las causas que han hecho que no funcionara para mejorarlo. Si no fuera así, es muy probable que aún estuviéramos en las cuevas. La evolución de una sociedad se basa en su capacidad de hacer tantas cosas como sea posible, de innovar, de errar, aprender y mejorar. Pero para una correcta evolución es necesario alguien que tenga la capacidad de analizar resultados y los procesos y ver qué es lo que falla. Sin análisis, no hay evolución. Y estas personas analíticas, en pleno siglo XXI, son oro para las empresas.

analizar resultados
analizar resultados

Cualquier empresa, grande o pequeña, necesita de alguien que sepa analizar las métricas que se han planteado en los distintos procesos para descubrir qué es lo que falla, por que las ventas no son tan buenas como esperaban. De hecho, de la capacidad analítica dependerá en gran medida el crecimiento o no de una empresa. Pero el análisis de las métricas no solo deber ser resolutiva sino sobre todo predictiva. Si uno tiene la posibilidad de anticiparse a los errores, mucho mejor. Un buen análisis determinará la definición y el lanzamiento de una campaña de marketing. Con el dinero que las empresas invierten en estas campañas de marketing, más vale asegurarse de que vaya a funcionar.

Para todo eso cualquier empresa debe tener a mano las herramientas tecnológicas necesarias que permitan el correcto análisis predictivo de los datos recogidos. Para eso la definición de las KPIs (los indicadores de rendimiento) es básica para medir y cuantificar los factores claves de tu estrategia de marketing.

metrica marketing
metrica marketing

La fórmula exacta es planificar, ejecutar, analizar resultados y reajustar. No hay ni un solo paso que debas saltarte para una buena campaña de marketing. Y el objetivo de todo esto: el conseguir aumentar la conversión y con ella ganar un buen ROI (retorno de inversión).

¡Analizad, analizad y analizad! Vuestra supervivencia empresarial dependerá siempre de vuestra capacidad analítica.