La batalla contra las fake news de Facebook y Twitter

fake news
fake news

Las fake news es un cáncer de propagación muy rápida que está desprestigiando las redes sociales que no hacen lo suficiente para controlarlas. Está claro que el poder de las fake news puede afectar a la elección de un gobernante, tergiversar la opinión pública, hundir a una empresa… Por eso las principales administraciones del mundo piden un mayor control de éstas por parte de las redes sociales.

fake news
fake news

¿Cómo se han adaptado las principales redes sociales?

Y las principales compañías que integran el ecosistema de las redes sociales ya se están poniendo las pilas. Primero fue Facebook con la adquisición de Bloomsbury AI, una empresa emergente de inteligencia artificial con sede en el Reino Unido. Cuando Zuckerberg adquirió esta empresa habló de que con Bloomsbury incrementarían la investigación en el procesamiento del lenguaje natural. A través de la Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático esta empresa puede ayudar a la gran red a detectar noticias falsas.

Pero la noticia está en uno de sus principales competidores: Twitter. Los portavoces de la compañía fundada por Jack Dorsey anunciaron recientemente que ha adquirido la startup londinense Fabula AI. Con ella podrán aprovechar sus conocimientos para la identificación de fake news a través de sus algoritmos basados en el aprendizaje geométrico profundo. Esta es una tecnología más avanzada que el aprendizaje automático, pues permite procesar conjunto de datos mucho más grandes y complejos. La metodología no analiza tanto el contenido sino otro tipo de patrones como es la rapidez en que se propaga una noticia. Distintos estudios determinan que los patrones de difusión son más importantes que el contenido a la hora de detectar una noticia falsa.

noticias falsas redes sociales
noticias falsas redes sociales

Así, Twitter adquiere una de las plataformas más potentes del mercado para detectar fake news y Fabula AI ya está desarrollando una API que sincronice sus algoritmos con la red. De todas formas, ya han avisado de que esta tecnología necesita de su tiempo para ser implantada con éxito.

La batalla contra las fake news será larga y dura, pero las distintas sociedades que pueblan este mundo se juegan mucho. Merecemos saber la verdad. Siempre.