El renovado Galaxy Fold y su pantalla plegable llega a Europa

pantalla plegable
pantalla plegable

Las grandes compañías tecnológicas también se equivocan y sus errores pueden acarrear grandes pérdidas. Pero actualmente se penaliza tanto un error como se alaba su enmienda. Y Samsung está en el proceso de conseguir salir de una crisis con muy buenos resultados. Todo empezó una semana antes del Mobile World Congress, cuando la compañía coreana presentó el Galaxy Fold, su primer móvil con pantalla plegable, y se adelantaba así al resto de grandes marcas con un dispositivo absolutamente revolucionario, sin precedentes. Pero pocos días después, con algunos móviles siendo testeados por prensa especializada surgieron varios problemas con la pantalla plegable. Así se vio obligado a retirar los dispositivos y llevarlos de vuelta al taller. Pero ahora Samsung vuelve a la carga y parece que ahora sí, el Galaxy Fold va a conquistar el mercado.

pantalla plegable
pantalla plegable

Samsung gana tiempo gracias a las decisiones de Trump

El fabricante surcoreano ha anunciado la salida del nuevo modelo en la IFA, tradicional feria de equipos electrónicos que se celebra en Berlín. Cabe remarcar que la jugada a Samsung le ha salido bien también gracias a Trump y su contencioso con Huawei, pues la compañía china ha tenido que retrasar el lanzamiento de Mate X, el Smartphone con pantalla plegable que ya debería estar a la venta. 

Galaxy Fold pantalla
Galaxy Fold pantalla

Así pues, se prevé que el Galaxy Fold esté en Francia, Alemania y el Reino Unido a partir del 18 de septiembre, mientras que en España no se le espera hasta mediados de octubre. El dispositivo constará de una pantalla de 7’3 pulgadas desplegada y de 4’6 pulgadas si está doblada. Los problemas que se detectaron en primavera eran precisamente sobre la pantalla, en el panel táctil y en las bisagras. Pero estos aspectos ya están solventados y el nuevo dispositivo incorpora una serie de refuerzos adicionales para su correcto funcionamiento. El nuevo Galaxy Fold llegará a Europa con un coste de 2.000 euros. Para su versión 5G, será de 2.100 euros.