¿Ha entrado la plataforma Netflix en crisis?

Netflix en crisis
Netflix en crisis

No es oro todo lo que reluce. Una de las empresas con una marca más consolidada, con más seguidores del mundo y con un impacto mediático más alto no es precisamente la empresa que más dinero gana, sino más bien el contrario. Netflix acumula un agujero de tesorería de más de 3.000 millones de dólares. De hecho, este trimestre los beneficios han sido otra vez negativos, situándose en los 594 millones de dólares. ¿La conclusión? Netflix gasta más de lo que ingresa, Netflix en crisis.

Netflix en crisis
Netflix en crisis

Algunos analistas andan muy preocupados. Y sus inversores ya no digamos. Parece ser que el último trimestre más de 126.000 de sus clientes estadounidenses ha decidido dar de baja el servicio, hecho que ha provocado que después de 8 años de crecimiento constante haya sufrido, por primera vez, más bajas que altas. Algunos se atreven a decir que la causa la tiene la pérdida de contenidos tan emblemáticos como Friends o The Office. Además, Netflix está frenando su crecimiento internacional, pues solamente han conseguido de abril a junio 2’7 millones de nuevos suscriptores a la plataforma. El año pasado en el mismo periodo eran de 5’5 millones. El beneficio neto se ha situado en los 271 millones, un 30% menos que en el mismo período del año anterior. Y para más inri, en las últimas semanas, Netflix ha sufrido una caída en bolsa cercana al 11%.

competencia Netflix
competencia Netflix

Pero la clave está en que Netflix ya hace tiempo que es una fábrica de churros. Crea series, películas y todo tipo de contenidos audiovisuales en gran cantidad. Y, lógicamente, no todos son productos de gran éxito. Netflix, insiste en seguir produciendo a gran escala e invirtiendo fuertemente en sus productos estrella: La casa de papel, Élite u otras. Aunque también han anunciado que, de ahora en adelante, serán mucho más estrictos en el control del gasto de sus producciones para conseguir que cada dólar invertido sea eficiente.

La competencia agrava la entrade de Netflix en crisis

Pero la competencia que está a punto de entrar en juego (Apple TV+, Disney+, etc.) les obliga a seguir produciendo a un ritmo alto para que no le pasen la mano por la cara. Los ejecutivos y analistas de Netflix deben estrujarse bien las neuronas para encontrar la manera en que la plataforma vuelva a ser sostenible. Y lo primero es sin duda reconocer que no lo están haciendo bien y que, parece, la solución no será inmediata. Según han declarado, no creen que la situación mejore hasta el 2020. Veremos cómo actuarán los inversores a la larga si la situación no mejora. El imperio Netflix en crisis.